Un seguidor de actividad para la tercera edad | TIC y Envejecimiento de la Sociedad

Un seguidor de actividad para la tercera edad

MIT Technology Review.

El dispositivo portable más novedoso no es para fanáticos del fitness ni para aquellos a los que les gusta registrar sus eventos vitales. Está diseñado para personas mayores que deseen permanecer en sus hogares. A finales de este año CarePredict, una start-up con sede en Davie, Florida (EEUU), comenzará a comercializar su primer sistema de seguimiento portable destinado a ayudar a familiares y otros cuidadores a supervisar la actividad de adultos mayores para detectar signos iniciales de problemas serios de salud. El sistema consiste en sensores colocados ​en la muñeca y en las paredes interiores del hogar con los que realizar un seguimiento de las actividades en diferentes habitaciones, y alertar a alguien de cualquier cambio sospechoso.

Mientras que las compañías responsables de una gran cantidad de relojes inteligentes, seguidores de fitness y otros dispositivos portables dirigen su atención a clientes activos y saludables, algunos desarrolladores ven potencial en las necesidades de personas que tengan determinados problemas de salud, entre ellos el declive en la salud asociado con el envejecimiento. Aquellos productos que ayuden a los clientes mayores a mantener un estilo de vida independiente, conectándolos con sus hijos adultos u otros cuidadores, podrían tener a su disposición un mercado enorme, afirma el director del MIT AgeLab, Joseph Coughlin. Para ello, muchos grupos están trabajando en tecnologías de supervisión de salud, como por ejemplo cámaras detectoras de movimiento, sensores de presión en el suelo y relojes inteligentes.

El sistema de CarePredict supervisa los movimientos y la orientación del cuerpo mientras mantiene un registro de en qué habitación está el usuario. “No es un Fitbit para abuelas”, asegura el director general y fundador de la compañía, Satish Movva, en referencia al dispositivo orientado al fitness que rastrea los datos de actividad. Además del seguidor de actividad tipo pulsera, el nuevo sistema incluye cuatro sensores tipo pegatina que detectan si alguien está en la cocina, el baño, el dormitorio o la sala de estar. Los sensores envían datos de seguimiento a un sistema central también instalado en la casa, que a su vez sube los datos a internet para su análisis y almacenamiento.

Añadir el contexto de la ubicación a los datos de actividad es clave, señala Movva: “Si alguien está acostado en el dormitorio, es probable que esté durmiendo. Pero si alguien está en el suelo del baño, entonces potencialmente es un problema”. El sensor de pulsera puede detectar los movimientos del brazo, la postura del cuerpo y la velocidad a la que se anda.

Después de que el sistema se configura en una casa, pasa siete días aprendiendo los patrones normales de actividad del usuario. Si detecta cambios en los patrones diarios más adelante, el sistema envía una alerta por mensaje de texto, correo electrónico o de notificación push a una persona designada. Movva señala que el objetivo es detectar pequeños cambios, como un patrón más lento a la hora de andar, antes de que ocurra un evento grave como una caída. “Si empezamos a observar las anomalías desde que empiezan, entonces podemos intervenir”.

Como ocurre con cualquier tecnología nueva desarrollada para personas mayores, el reto es conseguir que la utilicen, afirma Coughlin: “Para los adultos mayores en general, la tasa de adopción de tecnologías para la gestión, supervisión y motivación es realmente lenta”. Quizás resulte sorprendentemente saber que no es la facilidad de uso o el precio lo que hace que la adopción sea tan baja. En su lugar, afirma, “es lo que la tecnología dice acerca de ‘mí'”, ya que nadie quiere verse a sí mismo como débil o discapacitado. Coughlin señala que los adultos mayores necesitan incentivos, sobre todo con un elemento de conexión social, para sacrificar un poco de privacidad a cambio de beneficios en el seguimiento de la salud. “Muchas ideas dan en el blanco tecnológicamente, pero les faltan los ingredientes clave del diseño, la diversión y los amigos”, afirma.

CarePredict ha tratado de abordar el tema del diseño. Movva desarrolló el sistema después de notar que la salud de sus padres podía cambiar drásticamente entre sus visitas semanales. Señala que podía hacer frente mejor a los problemas de salud si se enteraba antes de los cambios en el comportamiento. Pero su madre le dijo que no iba a usar ningún dispositivo de seguimiento de salud “a menos que fuera bonito”, y los diseños de una de las versiones del dispositivo realmente tienen el aspecto de una atractiva pulsera de cuentas. La compañía también planea crear un dispositivo portable con una apariencia similar a un reloj de caballero estándar.

Fuente: MIT Technology Review

Enlace relacionado:  CarePredict

Trackbacks/Pingbacks

  1. Un seguidor de actividad para la tercera edad |... - 06. Mar, 2014

    […] Un seguidor de actividad para la tercera edad. 06. mar, 2014 0 Comentarios () Por Cátedra Telefónica (Universidad de León). MIT Technology Review. El dispositivo portable más novedoso no es para fanáticos del fitness ni para aquellos a …  […]

Dejar un Comentario